3 feb. 2011

COSMÉTICA CON ÉTICA



Cada día, año tras año, cientos de millones de animales de todas las especies: ratas, ratones, gatos, perros, conejos, cerdos, cabras, ovejas, carneros, vacas, caballos, aves, pájaros, peces, primates, etc., sufren repetidamente hasta la muerte todo tipo de torturas físicas y psicológicas para determinar la supuesta inocuidad o toxicidad de nuevos productos de belleza.

No podemos participar en dicha atrocidad, así que os dejo algunas marcas (no están todas, hay una en concreto que no está porque he recibido ayer un mail que ponía " Sepa que *** es enteramente y mundialmente proprietario de sus marcas, logotipos, publicidad, representaciones de sus productos y más generalmente de todos los derechos de propiedad intelectual correspondientes a sus creaciones y señales distintivas. Está por lo tanto completamente prohibido en todo país y a toda persona utilizar estos elementos, y esto por la razón que sea, incluso en un marco pedagógico, sin autorización escrita deliberada y preliminar de ***" asi que no voy a volver a  hablar de ellos) que no testean en animales:

Aveda
Avon
Biocop
Body Shop
Clarins
Clinique
Christian Dior
Delyplus
Esencial Mediterráneo
Estee Lauder
Garnier
Gucci Parfums
Lancôme
Lina Bocardi
Mon Deconatur
Nectar
Nivea
Ralph Lauren
Revlon
Wella

3 comentarios:

  1. Delyplus, que bieeeennn. Voy a empezar a usar estas marcas que nos dices que si les hacen todo eso a los pobres animalitos. Porque si es para curar una enfermeadd vale pero por ponerse guapa me parece fatal.
    Y menudos tontos los de el e-mail.
    R.

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tratar este tema. Te dejo alguna de las atrocidades
    Espuma de afeitar: Se le implanta a presión en el estomago
    Bronceadores: Exponen a conejos y cobayas con su piel afeitada a rayos ultravioletas.
    Laca para el pelo: Se le infiltra esta sustancia hasta conseguir que el animal llegue al coma.
    Rimel, colorete, sombras de ojos: Se les introduce en los ojos a estos animales hasta conseguir su ceguera.

    Un saludo,

    Alberto

    ResponderEliminar
  3. R. Yo empecé a fijarme en estas marcas a los 17 años, cuando decidí hacerme vegetariana y desde entonces he mantenido mi compromiso. Estoy totalmente de acuerdo contigo, por vanidad, es una atrocidad!

    Alberto: Gracias a ti. Es increíble, un horror! Un saludo.

    ResponderEliminar